Origen del Gallo de Pelea, parte 6

Anatomía y Funcionamiento del Gallo Americano

La siguiente información no forma parte del Estándar de Perfección para el Gallo Americano, pero provee experiencias personales adicionales del autor. Es una sección de consejo.

Pies
Esta es una serie de elementos de selección individual que aproximará en mayor medida el éxito con el Gallo Americano, una vez que se ha seleccionado de manera tradicional, desechando ya los malos ejemplares.
Los pies son el cimiento de cualquier ave de pelea, creando un balance necesario para sobrevivir y no caer presa del adversario. Si una casa tiene malos cimientos, caerá sobre usted, mientras un gallo sin buen cimiento (pies), no puede sobrevivir.
Los tres dedos frontales deben estar rectos, espaciados y proveer una plataforma de balance sólido. Los dedos torcidos son elementos para desechar. Estos 3 dedos frontales deben además estar planos sobre el piso. Nunca permita una condición de dedo levantado, en donde la bola del pie es llevada por encima del piso. Si el dedo central del gallo está torcido o encorvado, acabará con su equilibrio.
El dedo trasero es más importante y debe estar directamente detrás del dedo central delantero. El poder de propulsión del Gallo Americano, reside en su dedo trasero y en la zona de impulso que se forma cuando el dedo se presiona hacia atrás con la pata. Si el dedo trasero es débil y suave, deseche al ave. El dedo trasero debe también estar lo más plano posible sobre el piso, porque si el ave no se puede apoyar por completo en él, nunca tendrá la fuerza para impulsarse hacia arriba o adelante. Usted puede ver muchos ejemplares que ni siquiera se paran en su dedo trasero, sino que hacen un parado de cigüeña sobre sus 3 dedos frontales nada más. El Dedo de Pato es una falta seria, en donde el dedo trasero está volteado hacia el frente del gallo. Esto sólo tiene una cura: desecharlo.
Después vamos con la bola del pie. Muchos gallos tienen pies temblorosos, causados por el constante golpeo de la bola del pie cuando el ave vuela de una percha y cae en suelo duro. Si tiene un gallo en estas condiciones, algunas personas le aconsejarán quitar el callo duro de la bola del pie para remediarlo. En 50 años, yo jamás he visto un método satisfactorio para curar los pies temblorosos. Si el ave es inestable de los pies, deséchela. Recuerde proveer un piso suave de paja o algún material similar para el piso en donde caen tras bajar de la percha y evitará el pie tembloroso.
Revise las 4 uñas de cada pie y trate de identificar si alguna se ve particularmente larga y sin uso, lo que indicará que este dedo está afectando su equilibrio. Si todas las uñas están cortas y parejas, sabrá que el gallo está bien balanceado. Si la uña trasera es larga, entonces verá que no la está usando, por lo que no tiene fuerza de propulsión. Si la uña externa es la más larga, entonces sabrá que tiene los pies invertidos. Lo mismo verá con la uña interna, si los pies están muy abiertos.175seville01a
La falta de dedos o los dedos dañados son una definitiva desventaja para su noble ave, así que decida cuidadosamente si es mejor desecharla.

Piernas, espuelas y muslos

El siguiente paso en la selección son las piernas. Las patas deben ser redondeadas de buen largo y fuertes, de hueso limpio, con los nervios marcados y no blandas.
Las espuela natural debe ser dura y fina, además de colocada baja. Las espuelas deben estar bajas ya que se trata de nivelar el punto más bajo de la espuela y hacer así más fuerte el poder de golpeo. Las espuelas deben ser duras y finas. La alimentación regular con cáscara de grano ayuda a prevenir las patas y espuelas flácidas. Las patas duras y cerradas aseguran que las piernas no serán atacadas mayormente, mientras que las patas anguladas no pueden desviar el ataque del adversario y son un defecto severo. El siguiente elemento para deshacer en la selección son las patas de cigüeña. Esto es cuando el ave se para como una cigüeña, con su dedo trasero sin tocar el piso. Un ave con esta postura nunca tiene poder en sus piernas, nunca logra un verdadero poder sobre ellas, porque no puede propulsarse bien hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados y no tiene equilibrio.
Lo que estamos buscando es angulación, en donde los muslos y las piernas trabajan juntos en un ángulo de 45 grados, dando balance, equilibrio y poder de propulsión. Debe ser casi como un resorte. Cuando es visto desde el frente, lo que estamos buscando es que las dos piernas vayan recto hacia arriba, y cuando el ave se para, las piernas deben estar cerca una de la otra, para que la espuela natural esté casi tocándose una con la otra. Las patas muy abiertas no pueden cortar. Los muslos deben angularse alejándose del corvejón. El corvejón es la coyuntura de la rodilla del ave. Estudie, observe a sus aves cuando se alimentan y cuando se mueven alrededor, pronto podrá ver algunas aves que tienen corvejones débiles. Cuando gira la pierna comienzan a colapsarse, la única cura es desecharlos.
Los muslos deben ser cortos, fuertes, musculares y tocar ligeramente el corvejón, por qué, porque estos son los puntos que hacen al muslo fuerte.
Algunos amantes de las aves buscan aves altas con piernas largas. Mientras más alta es el ave, más largo tiene el muslo, mientras más largo es el muslo, menos poder muscular produce. Solamente vea cualquier músculo alargado de cualquier atleta, y el resultado es una pérdida de fuerza.  Los jugadores de futbol americano no son particularmente de piernas largas, y los gallos de juego nunca deben tener estas piernas alargadas. Las piernas del American Game Fowl son su propia existencia y mecanismo de defensa, así que son mejores fuertes. Ocasionalmente se rompen una pierna, mi experiencia es que sólo si desea usar esta ave como semental, vale la pena tratar de salvarla, si no es para ese propósito debe desecharla. Las piernas rotas se curan mal y frecuentemente vuelven a romperse a la menor presión.
Esta es mi experiencia en cuanto curar las piernas, solamente para crianza. Algunas personas le pueden aconsejar colgar al ave en medias para mujer con agujeros para la cabeza, cola y ambas patas y tratar de acomodar la pata rota de un tirón. El único éxito que alguna vez he tenido ha sido poniendo al ave en un pequeño corral donde sólo se pueda mover poco, suavemente y la pierna se reacomoda sola después de un mes.
Parece una compulsión cortar las espuelas o mostrar especímenes de esta forma, así que les daré un consejo: Cortar las espuelas puede a veces dirigir a un sangrado profuso en la espuela, especialmente cuando se hace con una navaja muy afilada o nueva. Si la espuela sangra tome un poco de talco y presione fuerte el punto, para parar el sangrado. Puede usar polvo de gis también como el que se usa también para polvear las puntas de los tacos de billar y llenar la espuela hasta que el sangrado pare. Use una navaja no tan afilada para cortarla y asegúrese que no haya sangrado. Si tiene una navaja muy nueva, corte sobre una piedra o un trozo de concreto hasta que la navaja se achate. Después corte la espuela de un tajo rápido para crear calor que cauteriza la espuela mientras se corta. Use una barra de jabón para lubricar la navaja si se atora en el proceso de cortado. Yo corto las espuelas de mis aves criadas muy cortas para que no terminen de lastimar a las pobres gallinas con esas largas espuelas, y así, si el gallo se pone bravo cuando manejamos a las gallinas dentro del mismo corral, al menos usted no terminará con agujeros en las piernas.

Cuerpo, pechuga, lomo y abdomen
Empezando con el cuerpo, usted debe manejar un gallo con su cabeza siempre viendo hacia el frente, con ambas manos agarrándolo. Cada uno de sus dedos debe  estar sosteniendo un muslo, y sus pulgares cada uno sosteniendo un ala; separe las alas y puede ver el lomo del ave.
El lomo debe tener una forma de corazón, como el corazón de un buey, plana  corto, amplio al frente y terminando bien detrás, justo en la cola que debe estar firmemente montada al cuerpo. ¿Por qué? Empecemos con el frente. Si el frente es muy amplio, el ave tiene hombros fuertes en donde las alas están bien montadas, así que mientras más amplio el frente, más fuerte es el ave. Si el lomo es amplio y plano, los órganos, especialmente los pulmones y el corazón, deben estar bien formados. Mientras más aire puede respirar el ave, es mejor. Mientras más fuertes son el corazón, los pulmones y demás órganos, mejor es la constitución de ave. El lomo debe terminar bien hasta la cola.
Ahora vamos al pecho. Debe estar bien musculoso, cercanamente cubriendo el hueso del pecho o la quilla. La quilla debe ser fuerte y larga; mientras más larga la quilla, mejor la protección de los órganos internos y la molleja. Usted debe seguir el hueso de la quilla desde el pecho, tan abajo del cuerpo como pueda, y verá que algunas aves tienen una quilla corta que deja a los órganos internos vulnerables.175seville02a
La quilla, en los casos que llamamos a un ave profunda, es cuando el ave tiene unos laterales planos con una quilla profunda, como la quilla de un barco. Estas aves profundas (en donde la distancia del centro del lomo a la parte más baja de la quilla es más grande que el ancho del lomo) lo deja con aves de conformación errónea. Estos individuos no pueden tener músculos fuertes de la pechuga y no serán capaces de golpear con poder. Usted debe buscar una forma de cono con un lomo plano que termine en punta a la altura de la cola.
Sienta el abdomen y la molleja, comúnmente sentirá la grasa que ha crecido alrededor del abdomen. El abdomen además debe ser compacto y fuerte. Mientras mejor se contrae la molleja contra el abdomen, mejor el gallo está protegido.
Los dos huesos que terminan en la cloaca del ave deben de juntarse de manera muy cercana. Mientras más cercanos estén, más fino será el talón. La única función del gallo americano es jugar bien y debe ser evaluado como un ave de pelea.
Si usted maneja a sus aves regularmente, seguro sabrá a lo que me refiero con “compacto”. Lo que tratamos de lograr es que un ave que está completamente conformada de músculos y carnes, lo haga mientras mantiene el menor peso posible. Lo compacto de un corcho. Es volumen sin peso. Si su ave se siente como un ladrillo, usted se dará cuenta que está cargando demasiado peso.
El cuerpo de un ave de combate es su máquina principal. Sin una máquina decente, un automóvil tendrá un pobre desempeño, y sin un cuerpo decente, su ave tendrá un pobre desempeño.

Alas y cola
Las alas deben ser largas y poderosas, con plumas fuertes. Mientras más amplias son las plumas, mejor. Las alas necesitan ser largas y encontrar por debajo a la cola. Comúnmente encontrará en las hembras que son de alas cortas y se encuentran por debajo con la cola, lo que debe ser una razón buena para desechar a esa ave. Mientras más larga es el área de las alas, mejor será el poder de propulsión. Las aves que vuelan muy alto necesitan tener alas fuertes y largas.
El ala provee poder de propulsión para el ave y mientras más largas, más fuerte el poder de golpeo. Las alas de un macho deben proteger ampliamente a los muslos como el escudo de un gladiador mientras el ave está parada.
El ala debe contraerse hacia atrás sobre el cuerpo del ave cuando es manejada y las alas que quedan sueltas o flácidas carecen de fuerza.
Las plumas de las alas están conformadas como primarias y secundarias y un serio problema ocurre cuando hay una separación muy amplia en los puntos donde se juntan estos dos tipos de plumas, o por supuesto cuando hay huecos de plumas en estas áreas. Las alas faltantes reducen el poder de propulsión del ave y pierde equilibrio por las alas primarias que se sobreponen demasiado en las secundarias.
El ala, además, no puede propulsar al ave en estos casos porque no puede mantener el aire requerido para mover al ave hacia delante. Usualmente sólo una de las alas tiene este problema. Esto es un defecto serio a la hora de criar y un estricto criterio de desecho es requerido. Por favor note que durante la pelecha, cuando se están reconformando las plumas, éstas se están reemplazando en el ave y pueden mostrar esta separación en el ala, así que cuidado de checar esto cuando las plumas han crecido por completo y ha pasado la temporada de pelecha.
Plumas rotas o podridas disminuyen severamente sus posibilidades de ganar, y si las plumas están realmente mal, trate de guardar al ave para el próximo año asegurando mantenerla en un lugar donde las plumas no puedan dañarse.
La cola del ave es su timón, mientras más fuertes son las plumas de la cola, mejor. Mientras más largas, mejor. La hoz que forma debe ser larga y las laterales deben estar también muy bien formadas. La cola debe estar fuertemente agarrada al cuerpo y una cola flácida no bien manejada por el ave es razón de desecho. Una cola muy alta usualmente muestra un ave orgullosa, pero la cola de ardilla, cuando la cola es llevada demasiado alta e incluso hacia el frente (que parezca la cola de una ardilla), es un defecto serio. El ave no puede equilibrarse con una cola que es llevada a más de 90 grados del piso.
Para seleccionar las colas fuertes, seleccione y críe solamente de gallinas que muestren dos plumas en forma de hoz por encima del resto de las plumas de la cola y una buena y fuerte amplitud en el largo de la cola.
Continuará…

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: