Pelecha forzada y un nuevo alimento

julio 2010, No. 151

Por Manolo Torres
Rancho Las Trojes

El reto
En tiempo de “aguas” es preciso convertirse en un partido mucho más competitivo que durante el resto del año, y a ello contribuye sin duda la creación de un proceso destinado a forzar la pelecha, pero siempre sin perjudicar el desempeño del gallo.

Así, el hecho de tener muy buen rendimiento en tiempo de pluma se reduce a forzar la pelecha de los gallos para que en esta temporada (justo ahora) tengamos gallos ya “vestidos”.

Las horas-luz
Entonces, en el tiempo de lluvias, que es el tiempo de pelecha, mientras todos o la mayoría de los partidos juegan gallos en pluma, nosotros ya podemos jugar gallos con toda la pluma nueva. En un proceso de pelecha normal, sólo podríamos tener gallos totalmente “vestidos”, ya con la pluma seca, a mediados de octubre, de modo que ya puedan jugar perfectamente en forma natural; sin embargo, nosotros tenemos alrededor de 150 ó 200 gallos que pasamos de pluma justo en las secas, y para esto hay que iniciar el proceso para que cambien de pluma a fines de noviembre. En este proceso, lo que hacemos es convertir el invierno en verano, a base de horas-luz. Por supuesto, esto requiere una instalación un tanto especial y un buen manejo, que no puede fallar, que debe ser constante, así como los horarios de alimentación; esto es fundamental: el horario y el alimento que se les administrará.

Los pollos que se adelantan a este proceso de cambio de pluma son pollos de 10, 11 meses y hasta un año.

151Manolo02

En la foto se aprecian las plumas de alas y cola de un gallo sometido al proceso de “pelecha forzada” al que se refiere el Sr. Manolo Torres, de Rancho Las Trojes; nótese la calidad de las plumas, con base en el alimento usado. (Fotos: RJGZ)

El proceso
Lo primero que debemos saber es que no hay que descrestar a los pollos, porque entonces no te harán el cambio de pluma. Empleamos pollos crestones, obviamente, puro pollo seleccionado, porque son pocos los que van a pasar: de cien animales, 75-85% pasan de pluma maravillosamente, pero un 15-25% no pasa, cambian alguna que otra pluma y hay que volver a pasarlos de pluma de manera normal. De este modo, a mediados de junio ya tengo los gallos “vestidos”, terminados; algunos todavía con un poco de cañón en la golilla, pero muy poco, sólo para terminar de amacizar la pluma.

Ahora bien, estos animales deben levantarse, seleccionarse, cortarse las espuelas, de modo que evitemos la presencia de cualquier problema, ya sea un gallo con parásitos, golpeado, descrestado, porque entonces no pasa la pluma, no la cambian o no lo hacen correctamente. Entonces, se necesitan gallos muy frescos, limpios; cortar la espuela sin que haya sangrado, con eso inicia el proceso.

Luego se desparasita, se purga y el proceso de desparasitación es cada 30 días, para lo que hay que manejar coxidiostatos, también cada 30 días, y así desde noviembre hasta que el gallo pase la pluma, porque si no hay una sanidad completa, el gallo no realizará el cambio de pluma de modo adecuado. Eso es lo primero.

151Manolo01

En la foto se aprecian las plumas de alas y cola de un gallo sometido al proceso de “pelecha forzada” al que se refiere el Sr. Manolo Torres, de Rancho Las Trojes; nótese la calidad de las plumas, con base en el alimento usado. (Fotos: RJGZ)

La alimentación
Después, se requiere una alimentación excelente, un poco alta en proteína. Para eso, utilizamos unos extruizados altos en proteína y grano de muy buena calidad. Luego está la luz, en noviembre deben tener dos horas de luz adicionales, para lo cual se debe encender la luz en cuanto empieza a oscurecer. Eso depende de la zona donde se lleve a cabo. Por eso es mejor hablar de horas-luz y no de horarios específicos. Cuando empiece a oscurecer debemos encender la luz y darles de comer exclusivamente semilla tirada en el piso. Deben tener camas siempre hechas, volteadas, y los gallos deben bañarse con la mayor frecuencia. Sobre la cama debe adicionarse paja, para que ellos busquen el alimento justamente una hora después de haber oscurecido (y nosotros encendido la luz). Es decir, se les debe dar de comer así, si no, el proceso no funcionará y el cambio no se dará, pues se desajusta su reloj biológico.

Para esto, también hay que tener en cuenta la administración de vitaminas: Vigantol y Catosal (ambas de Bayer), una vez cada 15 días, hay que darles medio centímetro en una mezcla, en partes proporcionales; eso acelera el metabolismo, inclusive te da unas plumas muy sanas y fuertes. También lo utilizamos en el cambio natural de la pluma, pero nosotros lo iniciamos cada 15 días, así es como lo manejamos, y además se pueden meter hembras con ellos, no es necesario, pero funciona mejor; meter un par de hembras y dejarlas allí toda la noche. Me refiero a un par de hembras dos veces por semana, que pisen y rasquen; de lo que se trata es de que hagan ejercicio justo cuando está oscuro, que caminen.

El punto es que ellos realmente sientan que se trata de luz natural, aunque no lo sea. Así, estamos creando un verano en invierno. Además, insisto, la alimentación es algo muy importante: muchos granos secos, mucha avena tirada en el suelo; y en la mañana se les debe alimentar dos horas más tarde de lo normal, en la mañana y en la tarde. En la tarde, granos tirados; en la mañana también es tirado, pero a esta hora es cuando damos extruizado, remojado o mezclado con grano, como el alimento que damos para el inicio del desarrollo de los pollos, de la primera semana hasta que los levantamos; porque este alimento es alto en proteínas. También hay que cuidar siempre las carnes, nunca deben adelgazarse, porque si se adelgazan, ya se fastidió todo y el proceso no funcionará, pues “si cambian de pluma” tendrán plumas medianas, raquíticas.

Cuando descuidas a alguno de los animales se nota en el lote. Quienes no llevan a cabo el proceso de acuerdo con el proyecto que persiguen o quienes no vigilan que los animales se alimenten adecuadamente, llegan a tener aves más delgadas de la cuenta, y entonces el proceso se ve interrumpido.

151Manolo04

En la foto de la golilla, se aprecian muy pocos “cañones”, lo que está contemplado por Manolo en el proceso de “pelecha forzada”..

El descreste
En cuanto al descreste, lo realizamos cuando ya terminaron básicamente de renovarse las colas, entonces ya se puede descrestar, cuando tienen un 80% de golilla limpia, porque la golilla lleva muchísimo menos trabajo de  emplume que la cola, entonces la cola tiene que estar terminada para poder descrestar, y también por los flujos de sangre, pues se requiere una mejor irrigación cuando está saliendo la cola. Si la cola ya está completa, entonces ya se puede uno distraer un poco de ese tema, porque el proceso de emplume de golilla y de vaquerillos no es tan duro ni tan largo.

Si descrestamos antes de tiempo, cuando ya el gallo tiró las alas y demás, notaremos en la pluma lo que yo llamó “rayas de hambre”, que pueden verse tanto en la cola como en las alas. Eso ocurre si durante el proceso “ya sea por falta de una alimentación correcta, por alguna enfermedad u otra circunstancia” el gallo deja de crecer de manera natural; si se detiene el crecimiento de la cola, quedará una rayita transparente, y luego volverá a crecer. Cuando un pollo o un gallo está enfermo, tiene lapsos de crecimiento; la cola no crece de modo constante, sino 2 ó 3 cm y se detiene; y luego otros 2 ó 3 cm y se vuelve a detener. Es entonces cuando se comienza a notar una cola rayada.

Piense usted, con sus distancias, en lo que ocurre con el desarrollo de un niño mal alimentado: le salen manchas en el rostro (acné, jiotes) por deficiencias alimenticias. En los gallos es lo mismo, sólo que en ellos se refleja en una pluma quebradiza, en rayitas transparentes cada determinada distancia, y eso es síntoma claro de un gallo mal emplumado, que no se vistió de una manera correcta, ya sea por una alimentación deficiente, por falta de atención, parásitos, etcétera.

151Manolo03

En la foto los vaquerillos, se aprecian muy pocos “cañones”, lo que está contemplado por Manolo en el proceso de “pelecha forzada”..

La luz
Además, para emplumar bien también se requiere ir subiendo gradualmente las horas de luz; se inicia con dos y, entre diciembre y enero, se debe aumentar a tres y luego bajarla paulatinamente hacia febrero, que es cuando ya queda normal.

Para mediados de febrero, los gallos deben estar ya sin alas y empezando el proceso de emplumarse y requiriendo, de aquí en adelante, una excelente alimentación, para que la pluma sea una pluma correcta. Eso depende directamente de que los gallos se coloquen, de preferencia, en una misma nave y de que todos sigan el mismo proceso. Porque si los colocamos en una misma gallera, lo que provocaremos será desvelar y modificar el ritmo de los demás gallos que se encuentren ahí. Por eso debemos situarlos en un lugar aparte.

Un nuevo alimento
De hecho, estamos lanzando un producto que es precisamente ese extruizado con el que nosotros llevamos este proceso. Es un extruizado muy alto en proteínas con una digestibilidad maravillosa y que hemos logrado a través de muchos años de práctica, buscando el mejor complemento para cualquier etapa del gallo, inclusive la postura. Desde luego, lo utilizamos con el inicio de los pollos, pero es un producto para todas las etapas, incluyendo el mantenimiento de los gallos, sólo es cuestión de humedecerlo para administrarlo. Se debe humedecer siempre, incluso para los gallos machos y de mantenimiento, pues esto favorece una digestión mucho más rápida y una mejor absorción de nutrientes, que es básicamente para lo que ha sido preparado, y da resultado en todas las etapas.

Este producto debe adicionarse a los alimentos en diferentes proporciones. Cuando inician los pollos, se lo damos en un 60% y el resto es grano, con lo cual evitamos dar huevo, harinas de pescado o hueso, carne, etc.; pues este extruizado incluye todo eso, además de contener aminoácidos y  vitaminas A, D y E, que son esenciales para el crecimiento.

Lo manejaremos en costales de 20 Kg. y, de manera independiente, los demás granos, en bultos de 40 Kg., para reproductores, iniciación y desarrollo, básicamente. Luego, está el alimento de mantenimiento, que para mí es fundamental, pues hará que los animales den el rendimiento que deben. Si bajamos la calidad del alimento porque el gallo no está próximo a jugar, lo que sucede es que cuando queramos que el ave juegue, nos costará mucho más trabajo levantarlo, pues habrá bajado definitivamente su rendimiento. El entrenamiento de un gallo inicia desde el embrión, no se reduce a 20 días de entrenamiento, sino que es toda su vida; por eso siempre tiene que estar bien y no podemos bajar la calidad de alimento; podemos cambiarlo, pero no bajar de calidad. Y, si lo cambiamos, eso deberá depender de la actividad que realice o las condiciones circundantes.

Por ejemplo, en tiempo de frío, aumentamos un poco el porcentaje de maíz; mientras que en tiempo de calor, lo disminuimos.

En mi caso, el clima es muy benigno, sin cambios drásticos, pero aun así les subo las calorías en invierno, a base de maíz, y bajamos un poco las fibras; mientras que en tiempo de calor, subimos las fibras y quitamos calorías. Todo esto dependerá de la ubicación geográfica de quien emplee el producto. Por eso consideramos indispensable el incluir un instructivo para los criadores que se encuentren, por ejemplo, en las zonas de climas extremos, el cual contendrá la información precisa para elaborar adecuadamente las mezclas, de modo que los gallos aprovechen al máximo el producto.

El problema con algunos de nosotros, como galleros, es que nos dicen “ponle 100 gr.” y nosotros pensamos que si 100 son buenos, pues 200 serán mejores, y no es así; la dosificación es esencial, así como el uso de grano de primer nivel. Además, con respecto a los granos, viene hecha una fórmula a base de avena y con una cantidad de fibra de la mejor calidad; de modo que este extruizado viene completo, de todo a todo; y además con una palatabilidad y digestibilidad realmente sorprendentes.

151Manolo05

Imagen de un gallo que pasó por el proceso de “pelecha forzada”; nótese que tiene 10 días de descreste.

La experiencia
Lamentablemente, no existe entre ninguno de los grandes fabricantes, un protocolo sobre la alimentación y los requerimientos del pollo, por lo que nosotros, con la experiencia de casi cuatro décadas de trabajo, podemos contribuir al óptimo desarrollo del gallo. Tenemos muchos años haciendo esto, realmente dedicándonos, investigando en el mejor laboratorio que existe: los mismos gallos de pelea, los propios animales. Hemos hecho pruebas durante muchos años que nos han dado información para saber porqué debemos subir un ingrediente y bajar otro; que nos han ayudado a definir porqué una mezcla puede funcionar maravillosamente bien. Es decir, trabajamos con base en resultados reales, en lo que hemos venido haciendo y en el resultado de todos estos años.

Costos
Por supuesto, tendremos tomar en cuenta los precios de las otras marcas y buscar que el costo sea muy similar, probablemente el mismo. Es posible que el extruizado resulte un poco más caro que algún pellet común, pero valdrá la pena, porque la calidad será excelente, ya que lleva materias primas de primerísima calidad, pero siempre dentro de los costos normales. De hecho, si lo comparamos con croquetas Premium para cachorros, estamos por debajo de ese costo, con la diferencia de que nuestro producto se prepara especialmente para las necesidades reales de nuestras aves.

Sin embargo, debemos recordar que, finalmente, en la medida que invertimos y le damos buenos productos a nuestros animales, ése será el resultado y el rendimiento que obtendremos de ellos. Si escatimamos y, en temporada de pelecha, sólo les lanzamos un puñado de maíz, podemos estar seguros de que, cuando empiece la temporada, sólo tendremos un récord de más peleas perdidas que ganadas. El gallo más caro que hay es el gallo que pierde. La inversión que uno realiza en un gallo con base en la alimentación, el manejo y el cuidado es buena, siempre y cuando lo que hagamos sea lo adecuado. Eso siempre nos significará lograr al menos un punto arriba del promedio que este animal tendría en términos generales. El realizar la mejor inversión puede ser la diferencia entre ganar y perder. Y no sólo me refiero a la cuestión económica, por supuesto que duele perder dinero, pero también está el sentimiento de triunfo, ese momento que uno no cambia por nada, incluso aunque el premio no sea monetario.

Desde luego, les estaremos informando acerca del lanzamiento de este producto, que esperamos que sea muy pronto.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: