Chris Daughdrill, criadero Longleaf

marzo 2011, No. 157

Por Rodolfo J. Guerrero Z.

– Primero que nada, Chris, gracias por tu atención y el tiempo que nos dedicas. Empecemos por lo básico, ¿cuántos años tienes como criador?
– He criado gallos desde hace 25 años.

157Chris01

Mr. Chris Daughdrill

– ¿Con qué familias comenzaste a criar?
– Inicié con una familia de Hatch, una de Butcher y una Roundhead. Los gallos me los dio un muy buen amigo.

– Actualmente ¿cuáles son las familias que crías?
– Las familias más importantes en mi gallera son líneas de Hatch tanto Green como Yellow Leg, además de los Roundhead y Murphy, los Kelso y algunos Sweater. También crío algunos Asiles y Giros Green Leg.

157Chris02

Gallo Hatch Yellow Leg, de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA.

– ¿De dónde provienen tus familias y los Asiles?
– Los Hatch, los Giros y los Murphy, vienen del señor Carl Smith de Alabama.

– ¿Qué porcentaje de tus aves tiene sangre Asil?
– El señor Smith siempre ha criado gallos mitad Murphy y mitad Asil y otros ¾ Murphy y ¼ Asil. Este año comenzaré a mezclar sangre Asil y pienso hacerlo de la misma manera; voy a empezar con aves mitad Murphy y mitad Asil. Carl Smith criaba entre 500 y 600 sementales para Bob Howard, cuando Howard se encontraba en la cúspide de su carrera y conseguía victoria tras victoria. Estas son las líneas que crió para Bob Howard y eso la gente lo entiende, sabrán a quién me refiero cuando lean esto. Los Asiles son algo nuevo para mí, pero Carl me dijo que era importante que tuviera algunos, porque siempre han salido muy buenos.

– Cortan muy bien.
– Muy bien. De hecho, a esta línea de Asil la jugaron hace unos años en Sunset y ha sido de mucha casta.

157Chris03

Gallo Murphy, de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA. (fotos: RJGZ)

– ¿Dónde has jugado tus gallos Asiles?
– No los he jugado personalmente aun, pero le mandé unos seis a Mario Ramos, de “Santa Julia”. Él y Jimmy Gómez jugaron algunos en México y gustaron mucho.

 

– ¿Cuál es el tipo de gallo que mejor te funciona cuando vas a México?
– Los mejores, de acuerdo a mi experiencia, son medio Hatch y medio Roundhead, además de los ¾ Hatch y ¼ Roundhead y los Hatch / Murphy. En noviembre del año pasado, en Juriquilla, jugué unos gallos ¾ Hatch y ¼ Roundhead y unos mitad Hatch y mitad Murphy y terminé con un marcador 4-1.

– ¿De donde provienen tus Roundhead?
– Adquirí los Roundhead en 1993 y son de Leonard y Alice Bergeron, una pareja ya mayor que todavía vive en Louisiana y anda ya por los 90 años. El señor Bergeron los adquirió a su vez de Hugh Norman en los años 70.

157Chris06.jpg

Pollón Round Head / Hatch, de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA.

– ¿Juegas tus gallos en Filipinas?
– Sí, he jugado en Filipinas desde hace unos seis años y he tenido éxito. El año pasado un hombre jugó gallos míos allá y consiguió un triunfo 6 a 1 en el Derby Candelaria, el más complicado de Filipinas.

– ¿Es diferente el tipo de gallo que llevas a Filipinas del que llevas a México?
– Son muy similares. Mando mucho gallo medio Hatch y medio Roundhead, otros medio Roundhead y medio Kelso. En lugar de hacer gallos ¾ Hatch y ¼ Roundhead como los que llevo a México, para Filipinas hago lo contrario y mando unos ¾ Roundhead y ¼ Hatch.

– ¿Haces esto para que los gallos sean más voladores?
– Así es.

157Chris07

Pollón Murphy, de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA.

– Supongo que también tiene que ver el estilo y el tipo de arma.
– Sí, los gallos son mucho más inteligentes cuando son ¾ Roundhead.

– ¿Por qué no apuestas por un gallo más inteligente con la navaja tres cuartos?
– Creo que por el tipo de arma en Filipinas no puedes cometer errores. En cambio, en México debes ser más fuerte e implacable en tu estilo; cuando estás cerca necesitas más poder. En Filipinas las peleas se deciden en un navajazo, a diferencia de México. Por eso, cuando envío aves medio Hatch y medio Roundhead, mando a las madres Roundhead a Filipinas y las Hatch, a México, porque son más fuertes.

– ¿Cuál es el arma que más te agrada?
– Prefiero la navaja filipina, con esa tuve los mejores triunfos en los inicios de mi carrera. Durante mis primeros 10 ó 12 años en el negocio jugué al estilo filipino.

157Chris12

Pollón Hatch, de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA.

– ¿Esta preferencia se debe a que la mano del hombre interviene en menor medida en el estilo filipino?
– No, en realidad me gusta que el soltador esté en contacto con el gallo. Creo que mi preferencia se debe al éxito que tuve en mis inicios.

– ¿Cuáles de las sangres puras que crías pueden jugarse en México?
– Probablemente los Roundhead; tendrían que ser de tres años, eso sí. Además, puedo mencionar a los Hatch Yellow Leg que, de las líneas que manejo, son los de mayor pureza.

– ¿Dónde obtuviste a tus Hatch Yellow Leg?
– En realidad son una mezcla. Comenzamos con unos pollos que compré en Hawai y también conseguí sangre Yellow Leg Stewart de Jack Medlin. Mezclamos a los pollos con otras tres familias, una de las cuales era de un criador local que había jugado con esos pollos un buen tiempo; a esa última línea la llamamos Frog Yellow Leg. Después de mezclar a las familias obtuve mi propio Hatch Yellow Leg. A estos gallos puros los he jugado mucho en México este año con “El Faraón”, con muy buenos resultados.

 

157Chris13

Pollón Giro, de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA.

 

– Así que básicamente, crías líneas puras de Roundhead, Hatch Yellow Leg y los Murphy. Sé que también comenzaste a criar Giros Irlandeses y cuatro familias Hatch: los Leiper, McLean, los Black Gold y los Penny. ¿Nos puedes hablar más de estas dos últimas familias?
– Los Penny se los compré a John Bishop, quien vive en California. De hecho, debo decir que tener tantas familias no fue algo planeado. Durante años traté de deshacerme de ciertas familias para cuidar mejor de unas pocas, pero no he encontrado las razones correctas para sacarlas. Todas han salido muy buenas y juegan muy bien. Regresando a los Penny, son cría de John Bishop y James Talley. Los Black Gold que tengo, junto con los Leiper, son del señor Carl Smith, de Alabama. Desde hace muchos años Smith los cruza con los Murphy con muy buenos resultados y no quise cambiar eso. Los McLean fueron los primeros gallos que compré y yo digo que son un “tipo de McLean” y no solamente gallos McLean. He tenido éxito con todas las líneas y he cruzado todas con los Roundhead, entonces ese es el común denominador entre mis gallos, la sangre Roundhead.

– ¿Cómo te va con los Blue Face?
– No crío muchos Blue Face, de hecho le dí mis Blue Face a un muy buen amigo. Estos gallos los obtuve de la gallera O’Hatchee de Jerry Ellard hace unos 13 ó 14 años. En ese tiempo, jugábamos mucho en el Hickory Game Club y fue cuando Jerry decidió salirse del negocio, así que me dio sus gallos Blue Face. Sin embargo, debo decir que todos los Hatch me han salido muy buenos y es lo mismo para los Roundhead. Creo que por eso no me deshago de ellos, trato de hacerlo pero todavía no lo consigo.

157Panoramica

Instalaciones de Longleaf

– Hace un rato mencionaste que un Roundhead de tres años está listo para pelear en México. De acuerdo con tu experiencia ¿a qué edad se encuentran listos para pelear los distintos gallos que crías?
– Yo diría que mis Roundhead no maduran muy rápido. Si quieren jugarlos “puros”, sugeriría esperar hasta que el ave cumpla los tres años, en ese punto son mucho más inteligentes y fuertes. Si intentan jugarlos cuando tienen dos años, no es igual; quien inició su cría hizo inbreed por 20 años y yo ya llevo unos 25 con esa técnica. Es por eso que necesitan el año extra: crecen más y se fortalecen. Los Leiper maduran antes, a diferencia de los Black Gold, a los que toma más tiempo para llegar a la madurez. Y por alguna razón, si cruzas a los Black Gold con los Roundhead, a los d os años tienes un excelente gallo de pelea.

– ¿Cuáles son las características que en lo personal te agradan cuando seleccionas un semental?
– El semental debe tener una conformación excelente. Las patas deben encontrarse en el punto exacto respecto del cuerpo, además debe tener un buen balance y ojos perfectos. Debe tener también una muy buena actitud, que sepa que él es el macho y que debe tener controlado su terreno. Por la manera en la que se mueve, se puede determinar qué tipo de gallo será.

157Chris11

Murphy en cancel de reproducción de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA.

– Para elegir el semental ¿tienes un lote de hermanos y los pruebas o solamente seleccionas por estas características?
– Siempre selecciono por el pedigrí y la conformación del ave. No acostumbro jugar con los gallos puros, especialmente los Roundhead. Lo que sí hago es probarlos con rigor en mi gallera. Sí juego con algunas de las familias de Hatch, pero no los Roundhead o Murphy. Siempre lo hago así.

– En el caso de las hembras ¿cómo las eliges?
– Es más o menos lo mismo. Debe ser un ejemplar perfecto, desde los ojos hasta las patas; también me gusta que tengan una cola fuerte. En el caso de los Roundhead, puedes entrar al corral y tomar al ave sin problema; creo que esa es una de las razones por las que conservo esa sangre, son muy buenos. Una gallina debe ser fuerte a su modo, además de segura de sí. Eso es lo que busco en una gallina para cría.

– ¿A qué edad te funciona mejor aparear a las hembras?
– Comienzo a los diez meses. En ese momento meto a las pollas en corrales individuales y luego de un tiempo de estudiarlas, digamos, unas cuatro o cinco semanas, elijo a las más aptas para cría. Por ejemplo, el año pasado tenía unas 20 ó 24 gallinas y terminé por elegir solamente a dos para cría; ya las vieron en la gallera. El resto tiene muy buenas cualidades y envié varias a compradores. Siempre envío aves que yo mismo criaría, pero vendo porque no puedo mantenerlas a todas. Hasta el día de hoy, no he conocido un comprador que esté decepcionado de las aves que vendo. Nunca he tenido problemas con las aves que envío.

– Antes de iniciar el apareamiento ¿aplicas algún tratamiento especial a las aves o solamente dejas la alimentación usual?
– Los alimento con el mismo producto. Usualmente agrego algunos pellets cuando están en el corral donde ocurre el apareamiento. Lo único que hago antes de meter a machos y hembras al corral, es administrar una dosis de antibióticos, para eso utilizo el Baytril, además de desparasitarlos de manera externa.

– Sé que el Baytril es un antibiótico ¿lo utilizas de manera preventiva?
– Sí, lo uso como antibiótico porque es muy bueno en caso de problemas respiratorios. Me gusta asegurarme que las aves no padecen enfermedad alguna y realmente lo uso como tratamiento preventivo cuando meto las aves al corral de apareamiento.

– ¿A qué edad consideras que un gallo o gallina ya no se debe usar para criar?
– Me gusta utilizar sementales jóvenes, así que, en la mayoría de los casos, no uso sementales de más de cinco años. Por supuesto que tengo algunas excepciones, por ejemplo, el semental Roundhead que vieron hace un rato, tiene alrededor de nueve años de edad y también tengo un semental Murphy que tiene unos ocho o nueve años. Son ejemplares muy especiales y gozan de una gran salud. Sobre todo, siguen produciendo excelentes aves. En cuanto a las hembras, no tengo una edad límite. Las incluyo en los programas de cría mientras se encuentren saludables y cumplan con los requisitos físicos que establezco. Creo que se puede mantener a una gallina en cría hasta edad avanzada. En mi gallera no tengo gallinas de más de seis años pero no me disgustaría criar con gallinas mayores mientras se encuentren saludables y se vean bien. Eso sí, me aseguraría de cruzarlas con un semental joven.

157Chris17

Gallina de cría con polluelos Murphy, de la cría de Longleaf, en Louisiana, USA.

– De acuerdo con tu experiencia ¿cúal ha sido la gallina de mayor edad en tus programas de cría?
– Probablemente la gallina más grande sea una de nueve años que cruzaba con un semental para preservar la sangre. En cuanto a los gallos, creo que el de mayor edad fue uno de nueve o diez años. Lo crucé porque quería salvar la sangre y no tenía muchas opciones disponibles. En lo general, busco cruzar ejemplares jóvenes durante el apareamiento y me gustaría establecer la crianza sólo con ejemplares de hasta cuatro años. Sin embargo, en ocasiones me encuentro con aves especiales que aun cuando rebasen la edad, son muy buenas para criar. Un ejemplo de eso es el Roundhead del que hablaba; todos sus hijos tienen excelentes cualidades. Cuando lo cruzo, solamente me aseguro de meterle pollas.

–¿Qué cosas debería corregir el preparador de gallos en México en términos de hábitos y vicios?
– Creo que en México sobrealimentan a las aves. Considero que no cuentan con el equipo necesario para controlar la humedad en el animal. Aquí, cada ave tiene su casa individual con control de temperatura y humedad, sin embargo, en México las condiciones cambian y no pueden controlar estos dos factores. Pero el elemento más importante es la alimentación, dan mucho más alimento del que acostumbramos acá.

– ¿Qué consejo le darías a un mexicano que prepare tus aves?
– Le aconsejaría que los trabaje mucho y los deje descansar en la misma medida.

– ¿Acostumbrabas preparar gallos cuando jugabas acá?
– No, nunca preparé gallos.

– Pero ¿seguías de cerca a quienes preparaban tus gallos?
– Sí, así lo hacía.

– En ese sentido ¿cuál es el tiempo idóneo para que el animal llegue en las mejores condiciones a la pelea?
– Tuve un compañero que alimentó a mis gallos unos 20 años. Antes de las peleas acostumbraba descansar al gallo unos cinco o seis días, no los trabajaba para nada durante ese período.

157Chris16

Osvaldo Gutiérrez, Chris Daughdrill, Clay Billinsgley y Juan Santos, en Longleaf.

– Regresando a la alimentación de aves en México ¿el problema es la calidad del alimento o la falta de conocimiento?
– No creo que se deba a la calidad del alimento. Considero que los animales deben estar “vacíos”.

 

– Dadas las condiciones de temperatura y humedad aquí en Louisiana ¿qué tratamiento especial administras a tus aves?
– En verano, el calor y la humedad aumentan mucho, por eso es importante darles agua fresca y que tengan sombra para cubrirse. Si pasan unas dos o tres horas al rayo del sol, se mueren. Es por eso que estos factores son de suma importancia.

– ¿Qué es lo más valioso que has recibido de los gallos?
– Amistades. He conocido mucha gente, en México por ejemplo, he cosechado muchas amistades en los cuatro años que tengo de ir para allá. No hablo español y el fin de semana pasado fui a León, Guanajuato. Había mucha gente a la que no entendía pero nos dimos un buen apretón de manos, incluso un abrazo. Me da pena tener tantos nuevos amigos allá y no poder hablar con ellos; son gente muy amigable. Ya no jugamos acá en la región y extraño a muchos amigos; extraño Sunset también. Nos reuníamos para jugar allá cada mes y éramos como una gran familia; ahora hablo por teléfono con muchos de ellos. Creo que eso es lo que me han dejado los gallos: muy buenos amigos.

– ¿Cuál es el triunfo que más has disfrutado con tus gallos?
– El que más disfruté fue la primera vez que gané un Derby grande en Sunset. El saber que gané con gallos de mi cría, que no los compré, que los crié y cuidé durante dos años, todo eso me hizo sentir orgulloso. Sentí lo mismo el año pasado que fui a México y gané el México vs. Estados Unidos con mi amigo y socio Julián Rocha. Metimos una entrada y ganamos el Derby, fue un gran triunfo.

– Cuando era legal en Estados Unidos, además de Sunset ¿en qué otros lugares llegaste a jugar?
– Usualmente, jugábamos cada mes en Sunset y cada dos semanas íbamos al Bayou Club y al Hickory Game Club. Una o dos veces al año, íbamos a Texoma en Oklahoma o a la zona central del país a eventos grandes, pero mi lugar de costumbre era Sunset.

– ¿Cuál es la cosa más chusca que te ha ocurrido en los gallos?
– Mi socio estaba soltando a los gallos en una ocasión y lo echaron. Tuve que sustituirlo y me fue muy mal, creo que fui el peor (risas).
– (Risas).

– Estuve ahí como una hora y cuarto y de verdad pensé que me iba a morir (risas).

– ¿Qué cosa te gustaría que se cambiara en los Derbies Intercontinentales o en el México vs. Estados Unidos para que participaran más criadores estadounidenses?
– Una de las cosas que cambiaría sería la regla de los pesos. Me gustaría ver torneos en donde el peso para los gallos fuese abierto. Algo que ya noté este año fue que hay más torneos de pesos pequeños, ya no nada más buscan gallos de 2.5 y 2.6 kg. como antes. Parece que los torneos ya se están enfocando en los pesos de 2.2 y 2.3 kg. Aun así, me gustaría ver eventos de peso abierto.

– Sabemos que Sunset era muy importante para ti ¿qué derby le seguiría en importancia?
– El primer año que fui a Texoma y participé en el Derby de Hawai, si no me equivoco fue de 287 participantes con siete gallos, y la gente era de todas partes del mundo. Gané mis primeros seis y perdí la última pelea. Ese derby nos puso en el mapa, le hizo saber a la gente quién era yo y la calidad de aves que manejo.

157Chris20

Chris Daughdrill, con un lote de huevos listos para entrar a incubación.

– ¿Hay algún mensaje que quisieras enviar a la afición o a los criadores?
– Les diría que lo más importante es la calidad de los sementales con los que inicien su cría. No se preocupen por la cantidad pero recomiendo que se aseguren de probar a las aves y que éstas se encuentren en perfecto estado de salud. Les aconsejo que se enfoquen en criar aves muy saludables en lugar de ocuparse de criar muchas a la vez. Busquen a criadores con reputación y no se dejen llevar por los anuncios de revista. No porque un criador tenga un anuncio, quiere decir que tiene buena reputación. Investiguen antes de comprar: hablen con la gente, vayan a ver al criador, pregunten a quien lo conoce. En pocas palabras, que hagan su tarea e investiguen la trayectoria del criador. De esa manera podrán alcanzar el éxito.

– ¿Qué futuro vislumbras para los criadores en Estados Unidos?
– Realmente no lo sé. Durante años fui presidente de una Asociación en Louisiana y fui miembro activo de ella durante 20 años. No sé qué sigue; nunca pensé que fuésemos a perder el derecho de jugar nuestros gallos y así fue. Lo único que le puedo decir a los galleros en México es que se unan, que se involucren en la política porque, si no lo hacen y se quedan al margen, les pueden arrebatar sus derechos. Nunca pensé que nos fueran a quitar eso en Louisiana y lo hicieron. Hagan que se aprueben leyes en México para asegurar el derecho de jugar sus gallos por herencia cultural. Eso es algo que no hicimos aquí: hace 25 años debimos impulsar leyes que nos protegieran, pero no lo hicimos. Les recomiendo que sean pro-activos, vayan un paso adelante y asegúrense de preservar el derecho de pelear sus gallos.

– Si las cosas empeoraran aquí en los Estados Unidos y tuvieras qué escoger entre vivir en México o Filipinas ¿qué país escogerías y por qué?
– Escogería México. He ido y venido para allá tantas veces que ya me siento ciudadano. Además está muy cerca y es sencillo ir y venir. Ir a Filipinas representa un vuelo de 20 horas y para ir a México, siento que puedo llegar hasta caminando.
– (Risas).
– Además la gente en México es muy amigable, la comida es muy buena y la cerveza es excelente. Definitivamente mejor que Filipinas.

– (Risas). Yo creo que hay razones para platicar muchas horas más contigo, pero también necesito que la revista se siga vendiendo (risas)…
– (Risas).
– … por lo que en futura oportunidad y aprovechando tu magnífica disposición, volveremos a platicar y esperemos que en esa ocasión haya motivos para que tengas una mayor satisfacción de los gallos y de tus visitas a México.

– Muchas gracias a ustedes. En verdad agradezco que vinieran y siempre serán bienvenidos en mi gallera y casa cuando así lo deseen. Saben que me gusta mucho ir a México y nos podemos visitar y platicar en el futuro.

– ¿Te puedo hacer una última pregunta?
– Sí, claro.

– ¿De dónde sacaste el nombre de Long Leaf?
– Llegué al nombre de Long Leaf por distintos motivos. Mi socio de 20 años vivía en la calle Long Leaf. Además, en la primera gallera que tuve, una muy pequeña, me di cuenta que tenía pinos Long Leaf; por eso se me ocurrió el nombre. Incluso un negocio anterior que estaba ubicado aquí mismo, se llamaba Long Leaf también.

– ¿Tienes socios en México?
– No sé si le deba llamar socio. Él fue la primera persona en comprarme gallos y llevarlos a México. Su nombre es Julián Rocha y hemos trabajado juntos unos tres o cuatro años. Ahora es más parte de la familia que socio y somos grandes amigos. Cuando viene se queda en casa y cuando voy a México, me quedo en la suya. Siempre que estoy en México y participo o sólo voy como espectador, no me gusta llamarlo socio porque, si bien me compra aves, realmente somos más como familia y muy buenos amigos. Me ayuda tanto que es increíble. Es muy joven y es una gran persona.

– Muchas gracias, Chris. Te agradecemos mucho tu atención y tu tiempo. Ha sido un placer estar contigo. Dios mediante, nos volveremos a encontrar para ampliar esta charla porque creo tienes conceptos muy interesantes que, estoy seguro, serán del interés de los lectores de Pie de Cría.
– Muy bien, muchas gracias.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: