Don Mullins, Bearwallow Farm

agosto 2013, No. 182
Por: Rodolfo J. Guerrero Zúñiga

–Estamos con el Señor Don Mullins, en su granja Bearwallow. En primer lugar, muchas gracias por permitirnos venir a hablar con ustedes, por su tiempo y recibirnos.
–Estamos contentos de que estén aquí, muy contentos.

Don Mullins

Don Mullins, en su granja Bearwallow

–¿Cuánto tiempo ha estado trabajando ya en la cría de pollos?
–Cincuenta años, prácticamente… entre cuarentaiocho y cincuenta años.

–¿Cuántas familias está criando ahora?
–Cuatro o cinco.

–¿Puede decirnos las familias que están trabajando?
–Bueno, tengo algunos Lacey Roundheads puros, y tengo algunos Kelsos, aparte he hecho una familia con la mezcla de varias familias buenas, tres buenas familias de Kelsos mezclados en una familia, que ya puedo llamarlos “míos” ahora (ríe), y tengo Hatches, rojos oscuros en realidad, Leaper Hatches, y aparte cruzamos Greys Chocolate, yo tengo Greys Madigan que crucé con mis Kelso, Kelsos tan buenos, muy buenos para mí, durante ya mucho tiempo.

–¿Cuántos pollos está criando aquí?
–Alrededor de 300, tal vez el próximo año sean 600. Tengo un montón de pollitos este año, más que nunca. ¡Quizá demasiados! ¡Necesito demasiado dinero para la comida! (Risas)

–¿Juegan mucho en los derbis?
–Yo juego mucho, juego 200 o 300 gallos al año yo mismo. Juego cada semana, todo el tiempo, mucho, juego tanto como cualquiera, en realidad yo no soy mucho un vendedor ambulante, soy mucho más un jugador y un criador. Yo vendo unos pocos, para seleccionar.

–Cuando juegan ¿entrena usted mismo a sus gallos aquí o alguien más lo hace?
–Sí, nosotros entrenamos aquí, Ralph, nuestro hombre clave para esto, vive aquí, se encarga y los entrena, es un profesional, es realmente bueno, él es quien los entrena y lo ha estado haciendo cuarenta o cincuenta años, toda su vida, es muy bueno. Solía soltarlos yo mismo, pero ya me retiré de allí y ahora, Ralph se encarga de eso también, entrenar y soltar.

–Entonces usted sabe realmente cómo entrenar…
–Sí, lo he hecho siempre.

–¿Puede compartir con nosotros un poco sobre su proceso de formación?
–Bueno, normalmente tomamos como 30 días, los preacondicionamos y relajamos mucho, tenemos una instalación de 36 voladeros, y tengo como 13 o 14 correderas, además de las corraletas, y los movemos entre pasto y corraleta, a diferentes tipos de jaulas, y sobre todo me fijo mucho en darles de comer realmente perfecto, sin gusanos, ni bichos.

–¿Le gusta pelear pollones o le gustan los gallos?
–Gallos, por supuesto.

–Usted mencionó una dieta específica, ¿se cambia la dieta cuando los preacondiciona?
–Un poco, sí. Nosotros los alimentamos dos veces al día cuando están en este período de entrenamiento de 30 días. A nuestros pollos de patio los alimentamos una vez al día, pero nuestros pollos de formación, durante este período de 30 días, dos veces al día. El horario, las seis de la mañana, seis de la tarde, algo así, todos los días a la misma hora.

–¿Qué pasa con la proteína que utiliza cuando la alimentación es para entrenamiento?
–Bueno, ahora estamos básicamente con un 18% de proteína, pero con una gran cantidad de frutas y verduras como botanas, como pequeñas golosinas.

–¿Puede hablarnos de los últimos tres días del cuido?
–Básicamente, se trata de reducir parte de su humedad y conseguir el nivel adecuado, usted tiene que saber cómo se siente un gallo y ver cómo se está asentando, cómo se siente su cuerpo. Empezamos a alimentarlos menos y descansarlos más en los últimos tres días, y cuidamos su nivel de humedad para que su cuerpo sea capaz de exhibir buenas cualidades de corte, sea capaz de cortar y de recibir.

–¿Puede contarnos un poco acerca de la selección en las líneas de sangre que usted está trabajando?
–Bueno, nos gusta entrenar parvadas de hermanos, si tenemos la oportunidad. Hemos tenido diez Kelsos, o diez Hatches, o diez Asiles, lo que estemos trabajando, nos gusta que sean hermanos, porque cada sangre requiere diferentes tipos de alimentos y cantidades, así como diferente ejercicio.

–Por el lado de la cría, ¿cómo le gusta seleccionar sus sementales, cuándo considera que está listo un gallo para la cría?
–Me gusta una buena actitud, una buena postura y un cuerpo perfecto, espalda amplia.

–¿Tiene que ser un ganador de dos o tres peleas?
–No, no en el caso de mis familia, si conozco a las familias no tienen ni siquiera que haber peleado.

–¿Y qué tal las hembras?
–Básicamente que sean bonitas.

–Volviendo de nuevo a la alimentación para la jugada. ¿Qué tipo de vitaminas o medicamentos usa?
–Nosotros no usamos ninguna droga, sólo usamos antibióticos o cosas así, cuando se necesitan, por si pudieran tener problemas respiratorios, o reproductivos, o algo por el estilo.

–¿Vitaminas?
–Les damos vitaminas y electrolitos, que se mezclan en el agua.

–Ok. Menos problemas, menos lastimar a los gallos al darlas en el agua. Por cierto, no veo nada de sangre oriental por aquí…
–Sí, tenemos, pero no lo han visto (ríe). Tenemos cerca de 20 del Sr. Terry, y nos estamos preparando para los derbis en un futuro, acabamos de terminar uno el fin de semana, no con resultados perfectos, pero estuvo bien.

–Volviendo al programa de cría. ¿Prefiere criar gallos viejos, o gallos más jóvenes?
–Me gusta criar gallos más jóvenes, y las gallinas aún más jóvenes me gustan.

–¿Y cuál sería la edad de las gallinas reproductoras y gallos?
–Me gusta que sean pollitas, crío un montón de pollones, y tengo muy buena reproducción, sin problemas, crío una gran cantidad de jóvenes.

–¿Prefiere utilizar incubadoras o gallinas?
–No veo que haya mucha diferencia en los pollos, los he criado de ambas formas siempre. Este año no he tenido un solo pollo con gallina, estoy estrictamente en incubadoras y criadoras. Tengo algunas incubadoras que hice de algunas viejas campers, muy económicas y muy exitosas.

–En cuanto a las líneas de sangre que mantienen, ¿qué sistema utiliza para mantenerlas?
–Trato de hacer line-breeding lo más posible, gallo a la pollita, y luego la pollita con el abuelo.

–¿Los gallos blancos que tienen de dónde vienen?
–Vinieron originalmente de desarrollo nuestro, este vino de Johnny Jumper y fue de la sangre de Johnny con Kelsos de Cecil Davis, y en 1976 un vecino de nosotros compró un gallo blanco y dos gallinas rojas de Jumper, y de ahí salió este.

–Ya veo.
–Y yo he seleccionado blanco con blancos, para mantenerlos así, aunque tienen hermanos y hermanas rojos.

–¿Ve usted alguna diferencia entre sus habilidades de pelea?
–No, creo que los blancos son tan buenos y tan jugadores como los demás, no he visto ningún problema con ellos.

Don y su esposa.

–¿Qué es lo que más le gusta jugar, qué arma?
–Oh, me gusta el Gaff, pero a mis pollos la navaja corta (risas). Mis pollos tienen una muy buena tasa de éxito en navaja corta.

–De todas sus familias, ¿cuál considera que funciona mejor con la navaja mexicana?
–Probablemente una mezcla Kelso-Sweater o Hatch y Kelso, o Kelso puro, en esas tres maneras diferentes.

–Cuéntenos un poco acerca de sus Hatches…
–Bueno, mis Hatches son en realidad de Ralph, los trajo con él cuando vino a trabajar conmigo y entrenar para mí, y son de cría de Charlie White, tenemos Duck Hatches, Glavins, Leaper Hatch. Tenemos dos familias de Leapers.

Don Mullins y Ralph, pastor y preparador de los gallos de Don.

–¿Y sus Greys?
–Oh, mis Greys Patas Blancas son Madigan, llegaron a mí a través de Bill Ray, de Virginia, los tengo hace cerca de 30 años o 35, y los cruzo mucho con los Kelso, un poco con los Hatch, pero la mayoría tiene éxito con las cruces Kelso-Grey de alguna de mis familias, eso es lo que me mantiene en el juego probablemente. Y yo no tengo ninguno de ellos aquí en este momento, los he vendido, pero yo voy rellenando las parvadas, con suerte.

–Creo que la situación sobre los gallos de pelea en los EE.UU., es cada vez mejor, ¿cree lo mismo?
–Parece que es un poco mejor de lo que era hace dos años, probablemente un poco mejor, tenemos cuatro o cinco estados de funcionamiento muy satisfactorio, una gran cantidad de actividad en Kentucky, una gran cantidad de personas se han mudado a Kentucky de otros estados.

–¿Cree que ahora cada vez es mejor, se produzcan más líneas de sangre, ya sabe, mejores criadores?
–No lo sé. Se asustó mucha gente, criadores medianos, muchos renunciaron a esto, para mí eso fue retroceder un poco. Pero ahora, la competencia aquí en Kentucky es de nivel superior, es de primera clase, muy, muy difícil. Si se puede competir y ganar aquí, puede ir a cualquier parte en el mundo, estoy seguro, no tengo ninguna duda.

–¿Cuál es la cosa más importante que los gallos le han dado? Y no estoy hablando del dinero…
–Satisfacción de criar a un gallo para el juego. Me gustan los gallos de pelea, me gusta ver el corazón que muestran. Cuando se piensa en una cosa que te gusta mucho, esa es la satisfacción. Si no gané ningún dinero, me gusta la satisfacción de criar una ave estupenda, y he criado algunos de ellos.

–¿Y las amistades que ha hecho?
–Oh. Tengo amigos en todo el mundo ahora, realmente, con los gallos, y el conocimiento de los gallos, la gente viene. Yo he estado en México. En 1980 me fui a la Ciudad de México y fui recogido por un veterinario que trabajaba para el Gobierno de México. Nos llevó a pelear a Guadalajara en aquel año, no sé ahora, pero aquella vez que fuimos eran como diez días, todos los días de Feria en Mayo. Yo había jugado en Oklahoma la semana anterior y había ganado, así que llevaba un montón de dinero para jugar, entonces nos fuimos unos 8 o 9 días, y tenían lotería y la banda mexicana y las bailarinas, los artistas famosos, las chicas cantando al centro, y te llevan comida ahí mismo en el ruedo señoritas hermosas.

–He oído que su mujer habla un poco de español, ¿es usted Mexicana?
–Sra. Mullins: No, yo soy india Mohawk de Canadá, y hablo la lengua Mohawk, pero un día conocí a este ranchero aquí (risas), mi familia todavía vive en la reserva, pero yo vivo aquí ahora.

–Los indios mohawk, los dueños auténticos de América.
–Oh, sí, es verdad (risas). Y, ya sabes, las mujeres son dueñas de la tierra, no los hombres. En nuestra cultura las mujeres están a cargo. Las mujeres hacen todo el trabajo, ellas gobiernan, y los hombres cazan y pescan. No hay mucho cambio (risas). Mi antiguo jefe era de Venezuela, hablaba español así que como trabajé con él durante 17 años, hablo un poco de español, he estado en Buenos Aires y otras partes de Latinoamérica.

–¿Y le gustan los gallos?
–Claro, especialmente los huevos (ríe). No, me gustan mucho los gallos, también tenemos peleas en Canadá, en la reserva.

–¿Y cuál es el color de la pluma que más te gusta?
–Bueno, debo decir que me encantan los rojos, no estoy acostumbrada a los diferentes tipos de razas, pero los Greys también son preciosos.

–Si un criador más joven viniera a tocar a su puerta y le pidiera tres consejos, ¿qué consejos le daría?
–No recoger la basura de nadie y mucho menos llevarlos a casa contigo, consigue algo bueno para empezar. Paga extra incluso por la calidad, todo lo que tengas que hacer, trabajar duro para que alguien te ayude a conseguir una buena línea de sangre o un buen gallo, no empieces con basura. Eso es lo que realmente te hace perder el tiempo, esos son los perdedores y por los que podría terminar tu carrera en esto. La primer cosa que necesitas hacer es conseguir líneas de sangre de alta calidad, y si no estás dispuesto a cuidarlos al 100%, no te molestes en lo absoluto; hay que darles de comer y beber los 365 días del año, no sirve de nada tener gallos si tú no lo harás.
Sra: Cada vez que vengo y le digo “¿qué haces?”, él dice “trabajo con los gallos”, porque reciben más cuidado que los niños.

–¿Algo más que nos quieras platicar, que no hayamos mencionado?
–Estoy muy feliz de tenerlos aquí, muy honrado con su visita.
Sra: A él le encanta mostrar sus gallos.

–Debo decirles que tienen un muy buen lugar, muy limpio. Queremos apreciar el magnífico tiempo que compartió con nosotros, Señor Mullins, muchas gracias.
-Estoy muy contento de que hayan venido.
Sra: Encantado de conocerlos, ojalá algún día vengan de visita nuevamente.

Nota: Agradezco infinito a Osvaldo Gutiérrez, quien amablemente me acompañó desde Memphis, TN, en auto a Kentucky para visitar a Norman Terry, George Neal y Don Mullins. Valdo; siempre es grato compartir contigo, gracias y que Dios que bendiga.

 

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: