Archivo para la categoría Consejos médicos

Brotes post-vacunales

Junio 2012, No. 170

Por: MVZ Agustín H. Peña Romero

Como todos sabemos, es importante la vacunación en nuestras aves ya que es el único método de prevención vía estimulación inmunológica contra ciertos agentes infecciosos, no sólo para las aves, si no también para los perros, gatos, vacas, borregos y, por qué no decirlo, también es importante para nosotros los humanos, de ahí que el gobierno tenga la preocupación de hacer campañas de vacunación a nivel nacional que si no se llevaran a cabo, la tasa de mortalidad sería muy elevada, siendo la más susceptible la población más joven (niños).

Al tomar en cuenta aspectos tan importantes de prevención es importante saber que no existe ninguna vacuna que te proporcione un 100% de protección y que las que más protegen marcan un 90 o 95% de protección dependiendo de factores importantes como el buen manejo de las vacunas. En esto cuentan también las buenas prácticas de cadena fría, como evitar que se pierda la temperatura en la que deben estar los biológicos y vacunas que es generalmente en refrigeración.

No obstante, el hecho de aplicar una vacuna representa en si un riesgo vacunal, lo que significa que siempre será mejor tener una reacción vacunal que una reacción por brote de campo, ya que es menos agresivo el brote vacunal y que en el caso particular de la Enfermedad de Newcastle, una cepa de tipo velogénica viscerotrópica seguramente terminará con la gallera en menos de dos días.

Es importante tener algunos datos que nos ayudan a entender qué factores son los que pueden ocasionar que se presente un brote post-vacunal: en primera instancia mencionaremos los factores de estrés que se pueden generalizar desde un mal manejo de los animales, esto puede ser desde el agarre de los mismos, hasta topas previas a la vacunación, recordando que las topas debieran ser programadas para evitar esos factores estresantes previos a una vacunación, y como ya mencionamos en artículos anteriores, algunos desestresantes que se usan previos a una vacunación, es la administración de vitaminas en agua durante 5 días y vacunar al tercer día.

Otro factor que es importante evaluar es la presencia de parásitos en las aves, ya que las aves que se encuentran parasitadas generalmente están inmunocomprometidas lo que podría ocasionar la presentación de brotes post vacunales, para esto la sugerencia es la desparasitación adecuada de los animales ya sea previamente o al mismo tiempo de la aplicación de la vacuna.

Unos de los principales brotes que se encuentran en las galleras después de vacunar y que son de mayor importancia es la de la Enfermedad de Newcastle, aunque no se descartan los brotes de viruela y de coriza, por lo que en esta ocasión hablare de dicha enfermedad. Ahora, una de las preguntas más frecuentes es cómo saber que se trata de un brote post vacunal contra la Enfermedad de Newcastle. Bueno, pues les mencionaré que en primer término debemos evaluar la fecha de la vacunación con la fecha de la presentación del brote, por ejemplo: puedes vacunar hoy y se podrán presentar algunos brotes en menos de diez días. La medida aceptada es que los brotes no deberán pasar del 5%  de la población total de la gallera y además de que los brotes son lentos y paulatinos, y que al momento de hacer una necropsia las lesiones son típicas de cepas mesogénicas que no son muy visibles.

Al momento de presentarse los brotes surge una nueva pregunta, ¿qué hacer con el brote encima?

Pues la respuesta es: volver a revacunar contra la Enfermedad de Newcastle con una cepa diferente o con la misma, así como adicionar vitaminas como mecanismo de reducción de estrés y recuperación de animales, además de buscar que las instalaciones de los animales enfermos sean adecuadas libres de corrientes de aire y lluvias, en los animales muy afectados en ocasiones el sacrificio será la única forma de controlar el brote.

Es importante la evaluación correcta del problema para evitar alarmarse por un brote que es vacunal y que sí representa riesgo de muerte de algún animal de la gallera, pero controlándolo no pasará a mayores.

Dudas y comentarios: MVZ Agustin H. Peña Romero, agustinmvz@hotmail.com

1 comentario

Importancia del monitoreo epidemiológico

Septiembre 2002, No. 82

Por: MVZ Agustín H. Peña Romero

Al parecer todavía no nos ha caído el veinte de lo importante que es conocer el estado general de la gallera; lo lamentable de esto es que la importancia se la damos ya que los animales están padeciendo o muriendo, ahí es donde queremos que el médico veterinario sea iluminado por los dioses para que salve a los animalitos, o el compadre “sabelotodo”, o el brujo de la región apliquen  su sapiencia en beneficio de nuestros animales,  sin importar el costo de las acciones o tratamientos que se manden.

Siempre es mejor prevenir las enfermedades que curarlas, además de ser más económico; lo malo es que nos falta el “poquito de cultura” que nos mandaría un pasito arriba y dejaríamos de ser tercermundistas.

Lo anterior es por lo que está pasando con los vecinos del norte y a sus aves en nuestro país. El pasado mes de junio se llevó a cabo un curso para médicos veterinarios, con la finalidad de conocer la problemática y la normatividad dentro del área de aves, la movilización y las instalaciones.

Recordemos que existen tres enfermedades que se denominan de reporte obligatorio Newcastle, Influenza Aviar y Salmonelosis, y cada una de ellas tiene una norma específica. La modificación actual fue la declaración de la Norma Emergente No. 16 para Influenza Aviar; esto se realizó por la presencia del virus en Chiapas de un huevo procedente de Chile, así como la detección de un serotipo de Estado Unidos, por lo cual está, supuestamente cerrada la frontera para ambos países (todos sabemos que esto no es muy creíble).

La importancia de este brote es que si llega entrar un serotipo altamente patógeno no sólo va a afectar a la avicultura comercial, sino que también nosotros vamos a correr con la misma suerte. Por eso se hace la invitación a todos los criadores, instituciones etc., para que se unan y lleven a cabo los monitoreos, no importa si tienen afinidad con alguna agrupación, o asociación, ya que el beneficio no va a ser exclusivo de ellos sino del país, y, a su vez, de la gallística nacional.

Es obvio que sin el equipo necesario no podemos diagnosticar con precisión; sin embargo, por la experiencia y el estado que presentan los órganos de las aves mencionadas, corroborando posteriormente en el laboratorio, nos dicen que este monitoreo que la Federación Nacional de Criadores de Gallos de Pelea, A.C., ha implementado desde el año pasado, es sumamente importante, si queremos en realidad avanzar. En la reciente plática que tuve el honor de sustentar en las instalaciones de la Universidad de Guadalajara, uno de los asistentes, al enterarse del convenio existente entre la FNCGP y la UdeG, preguntaba si la Universidad contaba con el laboratorio para el ADN; a mi me parece que antes de empezar a correr debemos aprender a caminar. Si no tenemos información veraz de cuáles son las enfermedades que les afectan a nuestras aves, y no tenemos conocimiento de cuál es el efecto que algunos medicamentos generan en su organismo, y tampoco tenemos información confiable de cuál es el porcentaje real de proteína que nuestras aves requieren, es absurdo pretender “clonar” y querer viajar a la luna.

Lamentablemente, la participación de los socios que debieran ser los primeros interesados en la salud de sus parvadas y galleras ha sido muy pobre: son aproximadamente 80 los casos que hemos recibido para su monitoreo de varias partes de la República, considerando la cantidad de galleras que existen a nivel nacional, si consideramos lo mencionado líneas arriba.

Espero que lo antes mencionado sirva para crear conciencia y hacer caso al refrán que dice: “si rasuran al vecino, pon tu barba a remojar”, ya que por no participar y aportar algo a la comunidad, así como la avicultura nacional, nos veamos como el vecino del norte.

Deja un comentario